¿Qué es una URL amigable y para qué sirve?

url amigable

Las URLs amigables son una parte esencial del SEO. ¿Quieres conocer mejor su importancia y cómo crear una URL amigable para tu web o blog? 

¿Qué son las URL amigables y para qué sirven?

Una URL amigable, también conocida como URL semántica o URL legible, es una dirección web que está diseñada para ser fácilmente comprensible y relevante tanto para los motores de búsqueda como para los usuarios. Por lo tanto, una URL no amigable puede contener cadenas de caracteres largas y confusas, llenas de símbolos y números que no ofrecen ninguna pista sobre el contenido de la página a la que enlazan.

La importancia de las URL amigables radica en su capacidad para mejorar la usabilidad y la experiencia del usuario. Cuando una URL es clara y descriptiva, los visitantes pueden entender de inmediato a qué página están accediendo y qué pueden esperar encontrar en ella. Esto no solo facilita la navegación del sitio, sino que también puede aumentar la confianza y la credibilidad del usuario en el contenido.

De hecho, uno de los parámetros de las URL amigables es la ausencia de stop-words. Es decir, de palabras como preposiciones o artículos, que no aportan nada a la comprensión de la URL y hacen que sean URL largas: el, la, un, de…

Además de mejorar la experiencia del usuario, las URL amigables también pueden tener un impacto positivo en el SEO (Optimización de Motores de Búsqueda). Los motores de búsqueda como Google valoran las URL que reflejan el contenido de la página y proporcionan información relevante sobre su tema. Al utilizar palabras clave relevantes en la URL, los sitios web pueden mejorar su visibilidad en los resultados de búsqueda y atraer más tráfico orgánico.

¿Cómo saber si una URL es amigable?

Conocer la estructura de las URL amigables facilita comprender cómo son y cómo crearlas. Los elementos o partes que conforman una URL amigable son: 

  • Protocolo: actualmente el protocolo seguro “https” es el más recomendado. 
  • WWW: aunque hay URLs no-www lo más frecuente es que lo incluyan como sistema de documentos de hipertexto al que acceder por medio de internet.
  • Un dominio. Es la dirección única que identifica un sitio web en internet. 
  • Subdominio (opcional): Algunos sitios web tienen subdominios que pueden preceder al dominio principal. 
  • Ruta/Slug: Esta parte de la URL proporciona una estructura jerárquica que nos indica la ubicación del recurso dentro del sitio web. En una URL amigable, esta parte es muy importante. Por ejemplo, “/blog/seo” indica que estamos en la categoría “SEO” dentro del BLOG de la web.

¿Por qué son importantes las URL amigables para el SEO y para los usuarios?

Como hemos dicho anteriormente, los motores de búsqueda y los usuarios prefieren las URL amigables o semánticas, pero ¿por qué?

  • Logran más clics, al mostrar con claridad a qué tipo de web y contenido dirigen.
  • Son legibles y fáciles de comprender, generando así una mayor confianza en el usuario. Al ser legibles e incluir palabras clave facilitan su uso como anchor text tanto para el enlazado interno como externo.
  • Son fáciles de escribir y memorizar. Así se facilita su comunicación entre personas y se eliminan los errores que hacen perder visitas a una web.
  • Facilitan al usuario navegar por tu web al comprender fácilmente su estructura.
  • Es más fácil de indexar y ser tenida en cuenta por los bots de Google y otros buscadores. Algo posible gracias a que identifican fácilmente el tipo de contenido al que dirigen. 
  • Mejoran el SEO o posicionamiento orgánico en buscadores cuando incluye Keywords o palabras clave que los bots de los buscadores identifican en ellas. Así facilitan aparecer en buena posición en las SERPS y que el usuario tome la decisión de clicar sobre ese resultado.
url amigable

¿Cómo hacer una URL amigable?

Ahora que ya sabes lo que es una URL amigable, es importante saber cómo hacer una de forma correcta. Para ello, debes tener en cuenta una serie de factores que hacen que una URL sea amigable o no:

  • Utilizar palabras clave relevantes: incorpora palabras clave relevantes en las URL para ayudar a los usuarios y a los motores de búsqueda a comprender el contenido de la página. Sin embargo, nunca uses más de dos palabras clave en la misma URL y nunca repitas en la URL la misma keyword dos veces.
  • Longitud de la URL máxima de 70 caracteres: se recomienda que no exceda de 70 caracteres. La razón es que así en las SERPS aparece completa. Si es más larga, al final se mostrarán unos puntos suspensivos. Para algunos usuarios eso genera desconfianza y puede influir en su decisión de clicar o no en ese resultado.
  • Eliminar elementos innecesarios: evita incluir elementos innecesarios como IDs de sesión, parámetros de seguimiento u otros fragmentos de código en las URL. Estos pueden hacer que las URL sean más largas y menos legibles.
  • Utilizar guiones para separar palabras: como se mencionó anteriormente, es preferible utilizar guiones (-) para separar palabras en una URL. Esto ayuda a mejorar la legibilidad y la claridad de la URL.
  • Crear redireccionamientos 301: si decides cambiar la estructura de las URL después de que el sitio web esté en funcionamiento, es importante implementar redireccionamientos 301 para redirigir el tráfico de las antiguas URLs a las nuevas. Esto evita errores 404 y garantiza una transición suave para los usuarios y los motores de búsqueda.

Ejemplo de URL amigable:

Supongamos que tienes un sitio web de recetas de cocina y quieres crear una URL para una página que contiene recetas de pizza casera. Una URL amigable para esta página podría ser:

“https://www.ejemploweb.com/recetas/pizza-casera”

En esta URL, «recetas» representa la categoría de contenido y «pizza-casera» describe claramente el tema de la página. Esta URL es fácil de entender para los usuarios y proporciona una indicación clara del contenido de la página para los motores de búsqueda.

Otro ejemplo de URL amigable y un ejemplo de URL no amigable:

  • Ejemplo de URL amigable o semántica: midominio.com/blog/articulo-seo
  • Ejemplo de URL no amigable (URL dinámica): midominio.com/864963fkdjfsi

En conclusión, las URL amigables desempeñan un papel fundamental en la usabilidad y el rendimiento de un sitio web. Al seguir las mejores prácticas para crear y mantener URLs amigables, podemos mejorar la experiencia del usuario, aumentar la visibilidad en los motores de búsqueda y fomentar una navegación más intuitiva y eficiente en nuestra web. 

Ahora que sabes la importancia de una URL amigable y su implicación en el posicionamiento orgánico, si necesitas contar con un servicio SEO no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Si tú también quieres mejorar tu negocio digital, contacta con nosotros y crearemos algo increíble juntos